domingo, 29 de agosto de 2010

PERROS DE PAJA



          Sam Peckimpah no era un director conocido por su delicadeza, y Perros de paja se considera la película más galvánica y controvertida de su filmografía, ante todo después de la violencia más estilizada de su western de 1969, Grupo salvaje. Dustin Hoffman interpreta a un apocado matemático que se instala con su esposa, Susan George, en su pueblo natal inglés. Pero ella se pavonea de su éxito y belleza ante los lugareños. Ellos reciben la llegada de Hoffman y de su esposa como una intrusión, y es evidente que el joven matrimonio, de por sí poco inestable, no resistirá la presión. Hoffman se siente cada vez más incómodo y los habitantes del pueblo muestran con descaro su desprecio por la pareja… Pero solo cuando su esposa sea violada, Hoffman estallará con violencia.
          No se limita a justificar implícitamente la violencia –resultado aparentemente inevitable cuando se presiona a un hombre-. Perros de paja se muestra igualmente ambigua con el carácter de Susan George. La mujer se pasea por el pueblo con jerseys ajustados y flirtea descaradamente con sus antiguos novios y, cuando finalmente es violada, parece que haya recibido de agrado la salvaje invasión para afrentar a su marido, y además como respuesta a su inacción. La ambigüedad se desvanece cuando Peckimpah expone en todo su horror la infame escena de la violación y, cuando acaba, el espectador queda tan sobrecogido como el personaje de Susan George.
          Después del desarrollo brutal del filme, Peckimpah no hace concesiones al espectador con la conclusión bárbara de Perros de paja. La película se mantiene brillantemente desequilibrada mediante el montaje desorientador y la continua y audaz dosificación de la intensidad. Pero Peckimpah tensa y explota aún más la emoción al volver las tornas contra los brutales antagonistas. El perturbador y sangriento desenlace no provoca catarsis ni satisfacción, pero lo deja a uno perplejo e inseguro sobre lo que ha visto. La incierta moralidad de Perros de paja levantó una gran controversia, lo que irónicamente validó la intuición de Peckimpah. Tal vez no nos guste lo que vemos, pero nos sentimos impelidos a mirarlo.








 Nominaciones al Oscar: Jerry Fielding (banda sonora).

7 comentarios:

mateosantamarta dijo...

Esta película si que la vi -aunque no soy muy asiduo del cine- y me impresionó por su violencia extrema -como otras de este director-, También por la reacción extrema de ese apocado Hoffman que en esa situación límite se vuelve una fiera inmisericorde.
Me parece que la cuentas tan bien que sólo cabe felicitarte.
Un abrazo.
Espero no haberte molestado el otro día.

Laura Egea Muñoz dijo...

Tiene muy buena pinta!!

Pulseras Y Mas dijo...

La verdad es que no me acabo del todo(la peli ) ....( el blog me ha gustado mucho )

la emperatriz de lavapiés dijo...

No la he visto pero tu descripción ya me ha dejado con las ganas.

D.O.T.D. dijo...

Pues no he visto nunca esta peli y tampoco había oido hablar de ella, pero con tus comentarios ya tengo escusa para verla.

Besos.


http://daughtersofthedressmaker.blogspot.com/

Noelia dijo...

No he visto esta película. Me la apunto para este otoño. Me alegro mucho de que te haya gustado mi blog. Sinceramente, el tuyo es genial. Ahora mismo me hago seguidora, me encantaría seguir en contacto contigo.

xoxo

Emi dijo...

interesante film por lo visto aunque jamás la e visto y no recuerdo escucharla nombrar a decir verdad.
beso grande!